El oblivion de la H(hache)

Columna mensual -De Grafias, Glifos, Fonos y Fonemas….El universo de la Palabra-

Porque el ejercicio de la palabra es un ejercicio del espíritu de lo humano!

-El oblivion de la H(hache)-

“Ahí hay un hombre que dice ¡ay!”

“Con echo de echar, lo primero que echo es la hache”

Mnemotecnias gramaticales populares

Mutista e inerte, impertinente juegas hada de dos parales y un travesaño.  Símil de una escalinata que construye la diferencia del vocablo en el habla y en el esculpido grafémico –en los haces del papel, o en el código binario silicio o en la piedra-, acercándolo a éste más y más a la matriz de lo simbólico, e incluso trasmutando(cual hechizo) el significado, el significante y el referente del signo en el noos humano, hacia los reinos de lo inefable y lo inherente.

Osas irrumpir el maremágnum del mundo de los sonidos, jactándote de ser la musa heralda que lleva el hálito que discierne entre la creación (lo hecho de hacer) y  el olvido (lo echo de deshechar).  Enhiesta tú, y con el mayor honor, honestidad y honra, enalteces el culmen pináculo(hiper) y la decadencia(hipo) en la fenomenología de la physis.

Y tú, símbolo del hidrógeno, eres amalgama del agua(hidro) que nace en el hontanar, cual sabia que humedece(higro) vigorizante al huerto biológico del haz y de las honduras de la doncella azul planetaria que peregrina en el periplo solar(Helios)…Y tú, también hierro te yergues como herramienta de los homínidos, fundida en el crisol del dios Hefestos.

Hábil obsequias a la  humanidad –de quien escondes en tu existencia iniciática un silencio críptico del mester y misión de ella-, tanto la inmanencia del hacer y del haber, así como el valioso intemporal de la trascendencia.  Fecunda y onerosa acompañas en la hégira terráquea a la horda humana, instilándole la sangre(hemo).

Indómita e indomable hipervives(¡Ese es tu hábito!) cual Hércules, al deseo hostil y hereje adámico de que trasegues al Hades de las lenguas, hipócritamente esperando que dejes de hostigar los dialectos de los hombres, y sin embargo, humilde y sin mostrarte tú exhausta frente a tal oprobio e ignominia secular y eónica de tus hijos, descuellas afable para acuñar y grabar en ti el anhelo de la incesante ilusión del sujeto ecuménico de la Gaia.  Infinita gratificadora eximes a tus verdugos victimarios, regocijándoles con el soto, el herbolario y la hoja, para que en el glauco folio cincelen sus utopías.

¡Eres culto! Los antiguos matemáticos te reverenciaron, y en ti la altura de los geómetras encontró la habitación perpetua, y esta altivez que representas también se la imprimes a las lenguas, a sus sentencias y sus palabras.

Hache” eres un hito, una heroína y un halago.  Eres la huella imperecedera de la simiente y de la fatídica hora, porque en ti se horma y se hilvana el óvalo germinal(huevo), la oquedad(hueco) del útero(hister) y del sepulcro, y la osamenta esquelética(hueso) a la que se le hurtó el hálito de la vida en la terminal horaria, cual hojarasca.

PD.:Ruego el favor ver publicación con métrica, en la dirección web adjunta.

Grégory Alfonso García Morán, MD

Pensador-Intelectual-Educador-Historiador-Divulgador.  Profesor Experto, Ciencias Médicas y Cátedra de Historia de la Medicina-Humanidades-Cultura Médica.  Facultad de Medicina, Unisanitas, Organización Sanitas Internacional-OSI-.  Correspondencia: gregalfgm@gmail.comhttps://gregalfgmpoesiaprosa.wordpress.cohttps://eduneurocolombia.wordpress.com

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s